Proyecto de acogida a inmigrantes en Educación Infantil

Hablamos de un aula de Educación Infantil de 5 años donde hay escolarizados niños y niñas de nueve nacionalidades diferentes (colombiana, peruana, argentina, lituana, marroquí, inglesa, escocesa, holandesa y española).
La maestra ve con total claridad que esa diversidad de culturas y nacionalidades en el aula y en el centro (primera institución de socialización) está presente también en nuestra sociedad. Es por ello, que se preocupa por la integración de todos estos niños, tanto en el aula y el centro, como en el entorno más próximo.
Para ello, idea un proyecto donde todos los niños traen información de sus casas: fotos, postales de monumentos, objetos o comidas típicas, información de internet… Una vez que está toda esa información en el aula, observan y comentan todo lo que hay. Se dan cuenta que todos tienen algo en común: una bandera y un lugar concreto que les hace de ser diferentes en muchos aspectos.
La siguiente actividad es localizar en un gran mural los diferentes países de cada compañero, reconocer sus banderas y conocer y respetar las diferencias individuales para poder valorar la diversidad en la sociedad en la que viven.
Por tanto, sin darse cuenta, están trabajando valores como la interculturalidad, la integración, la socialización, la diversidad y el respeto.
Vemos también que la metodología del proyecto está basada en la práctica activa y participativa del alumnado siguiendo la línea constructivista. También vemos que la maestra se ha preocupado por conocer los conocimientos previos y tener en cuenta sus intereses.
Al final del proyecto, cada niño ha construido un libro con la información sobre los diferentes países estudiados. También realizan un gran mural en el que dibujan un mapamundi, para conocer los diferentes continentes y poder ubicar cada país donde corresponde. Los niños sitúan las banderas de cada país, los nombres de los continentes y países, pegan una foto de la cara de cada niño en cada país. Más adelante, cada niño se encarga de presentar su país a los demás.
Aunque la experiencia solo se prolonga durante dos semanas, el mural del mapamundi queda expuesto durante todo el curso en el aula, por si llega un nuevo niño o niña a la clase. En el momento que hay una nueva incorporación, se retoma el proyecto. Además, sirve para otros proyectos futuros. Por ejemplo, cuando estudian la vida de un pintor, intentan ubicarlo en el mapamundi.
(Cuadernos de pedagogía, nº 404. Septiembre 2010).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: