La Universidad

Noticias:

La UCLM está entre las 20 mejores universidades de España en rendimiento académico (30-4-2013).

La Universidad

El nacimiento de la Universidad (las Universidades europeas: Bolonia, París, Oxford y Palencia) lo podemos situar en los albores del siglo XIII, en la baja edad media.  Surgieron con la misión fundamental de la formación de élites que sostuvieran al aparato administrativo del poder político, económico y religioso. Esa Universidad nunca fue “universal”, sino más bien elitista.

A lo largo de los siglos se fueron creando nuevas universidades, pero ni la expansión de centros universitarios que se produce entre los siglos XV y XVIII por toda la península ibérica ni la centralista reconversión llevada a cabo por la política liberal del siglo XIX (Ley Moyano) cambian ese carácter elitista.

Los primeros pasos hacia una Universidad de masas se produce a partir de los años sesenta del siglo XX. El acelerado proceso de crecimiento económico de nuestro país necesita personal cualificado al más alto nivel y esa exigencia, combinada con un cambio de mentalidad de una sociedad que empieza a valorar la educación como medio de promoción social, se traduce en un crecimiento exponencial de la demanda de estudios universitarios.

La Ley General de Educación (1970) intenta dar respuesta a esa creciente demanda creando nuevas universidades generalistas (Santander, Córdoba, Málaga, Extremadura), autónomas (Madrid y Barcelona) y a distancia (UNED). Además, se produce el nacimiento de colegios universitarios en capitales de provincia. Sin embargo, ésta Ley (de Villar Palasí) no es muy innovadora en materia de enseñanza superior. El paso de la vieja Universidad elitista a la Universidad masificada se produce sobre la base del modelo tradicional, basado en la enseñanza más que en la investigación y sin apenas conexión con las necesidades laborales de una sociedad en pleno proceso de desarrollo. La falta de una planificación general, para orientar las demandas, explica que la Formación Profesional superior no encuentre espacio en el nuevo sistema educativo y que un porcentaje elevadísimo de estudiantes se dirijan a carreras de ciclo largo, del ámbito humanístico, que incrementan el número de alumnos en casi el doble que las científicas.

A comienzos de los setenta, la malla universitaria la conforman las quince universidades estatales y las tres privadas católicas (Pontificia de Salamanca, Deusto y Navarra). El territorio se divide en quince distritos formados por varias provincias, algunos de una gran extensión territorial. Esta irregular distribución territorial, unida al deficiente sistema de becas y ayudas, dificulta el acceso, a los estudios universitarios, a una parte importante de la población, singularmente a quienes viven en el medio rural.

A lo largo de la década de los setenta se produce una rápida transformación del sistema universitario español. La enorme afluencia de estudiantes exige la creación de universidades estatales en los entornos urbanos emergentes y en algunas regiones con peso demográfico. Comienza así una tendencia expansiva que se intensifica en los años ochenta (se crea la Univesidad de Castilla-La Mancha) y se prolonga en los noventa.

A finales de los noventa se relantiza la creación de universidades públicas. El mapa está hasta cierto punto saturado con la descentralización realizada en años anteriores. Cada comunidad autónoma cuenta como mínimo con una universidad pública. A partir del 2000 y hasta el momento presente no se crean más universidades públicas.

Las universidades privadas siguen una estrategia diferente. Hasta el año 1991 sólo había cuatro universidades privadas, todas dependientes de la Iglesia Católica. En ese año se crea la Universidad Ramón Llull (Barcelona) y a partir de esa fecha se produce una gran expansión con el reconocimiento oficial de más de veinte universidades privadas y algunas de la Iglesia, varias de ellas no presenciales. En estos momentos existen varios proyectos de creación de nuevas universidades privadas y el sector privado de enseñanza superior sigue avanzando con la ampliación de titulaciones en sus universidades y el fortalecimiento de los institutos, escuelas y centros de negocios.

Actualmente nos encontramos con un sistema universitario formado por 77 universidades (50 públicas y 27 privadas). Además se cuenta con dos universidades públicas especiales, la Internacional Menéndez Pelayo y la Internacional de Andalucía, que sólo ofrecen posgrados.

Actualmente la matriculación del alumnado está descendiendo desde el año 2000. En 1960 había 71.000 alumnos, se pasó a 1980 a 650.000, en 1990 a un millón y en el año 2000 a un millón y medio. Desde esa fecha hasta la actualidad cambia la tendencia y comienza un descenso continuado de estudiantes universitarios por efecto del descenso poblacional en los tramos de edad universitaria (18-24 años) y, recientemente, por el incremento de estudiantes en el grado superior de la Formación Profesional. Este descenso afecta en casi todas las universidades públicas, especialmente en el norte peninsular, mientras que la matricula aumenta en las privadas, y en las públicas no presenciales.

A pesar del descenso global de alumnado en los últimos años, hay que tener en cuenta que la tasa de escolarización universitaria de nuestro país (39%) sigue siendo superior a la media europea (33%).

Aunque en los últimos años se ha incrementado las cuantias de las becas y el número de becarios (en este momento uno de cada cuatro estudiantes universitarios tiene una beca), aún estamos lejos de otros países. En nuestro país sólo representa el 0,08% del PIB, muy alejado del 0,27% de la media de la OCDE.

Los cambios introducidos en estos últimos años han modificado nuestro sistema universitario. Hoy la Universidad española se parece poco a la Universidad de la transición a la democracia. Pero el verdadero cambio está por llegar. Con la implantación de los nuevos grados en el curso 2010-11 se abre una etapa. La incorporación al Espacio Europeo de Educación Superior y de Investigación supone un cambio de concepto, de organización y de planificación para nuestras universidades.

La declaración de Bolonia se aprobó en 1999. El documento de partida planteaba seis acciones que, por muy visceral anti Bolonia que se sea, no parecen disparatadas ni resulta fácil calificarlas de neoliberales o de pretender privatizar la Universidad. Incluía los siguientes aspectos:

– Un sistema de grados académicos.
– Un sistema basado en dos ciclos: un primer ciclo orientado al mercado laboral con una duración mínima de 3 años, y un segundo ciclo (máster) al que se accede sólo si se completa el primer ciclo.
– Un sistema de créditos similar al sistema ECTS utilizado para los intercambios de los programas Sócrates-Erasmus.
– Movilidad de los estudiantes, profesores e investigadores.
– La dimensión europea de la Enseñanza Superior.

En definitiva, la Universidad se orienta hacia el mercado laboral, aparte de crear un marco que facilita la homologación de estudios y títulos, así como los tránsitos de los profesionales y egregados.

No hay que olvidar que este acuerdo era voluntario, y que la reforma no se imponía a los gobiernos nacionales ni a las universidades. De ahí que universidades como las de Oxford y Cambridge, o las Haute Écoles francesas quedaron, inicialmente, fuera del acuerdo.

Cuando se aprobó esta declaración, en España gobernaba el Partido Popular, y no contemplaba esta prioridad. Además, el 2010 quedaba bastante lejos. Por eso se comenzó a reaccionar en 2007. Y se hizo, como han reconocido los propios interesados, mal y tarde.

Es por ello que los estudiantes mostraron su malestar por la precipitación y falta de transparencia con la que se había hecho el proceso junto a fantasmas que nada tienen que ver con el propio proceso (que se les impediría estudiar mientras trabajan, que el nuevo sistema haría que se privatizara la universidad, que desaparecerían las humanidades por no ser rentables…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: